Rafting en Murilllo de Gallego – Rafting Huesca – All Rafting

El Rafting en Huesca

Rafting en Huesca – Pirineos de Aragón

La provincia de Huesca es un paraíso para la práctica del rafting, el deporte de aguas bravas más popular. Aquí, gracias a la cercanía a las montañas pirenaicas, podemos encontrar muchos ríos diferentes, donde se puede practicar piragüismo (kayak y canoa) y/o rafting, sobre todo en el pre-Pirineo y en el Pirineo central de Aragón.

Entre los ríos más conocidos encontramos el río Gállego, el río estrella del Pirineo de Huesca, ya que tiene caudal suficiente para practicar este deporte durante todo el año y, concretamente, en los meses de verano. Mientras que en julio y agosto hay muchos ríos que ya no tienen caudal suficiente para la navegación, el río Gállego sigue manteniendo un buen caudal para poder practicar rafting, con el agua caliente, que te anima a bañarte y disfrutar sin pasar frío.

El río tiene tres tramos diferentes según el nivel de intensidad que busques, todos muy cerca de Murillo de Gállego y de los Mallos de Riglos. Los caudales habituales en este río en los que se puede navegar bien tienen mucho margen y pueden ir desde los 10 m3/segundo a los 225 m3/segundo (nuestro récord en rafing con clientes con experiencia). Las épocas de mayores caudales son la primavera, con el deshielo de la nieve caída a los largo del invierno en el valle de Tena. También en otoño puede haber crecidas cuando las lluvias vuelven a llenar nuestros ríos.

Otros deportes o actividades acuáticas que se practican en el río Gállego, además del rafting, son el hidrospeed y el kayak o canoa. Si prefieres un deporte más de secano en un entorno de 10 km, en el territorio del Reino de los Mallos, tienes la posibilidad de hacer puenting, vías ferratas, escalada deportiva, senderismo, bicicleta de montaña o parapente.

Si te van las altura puedes hacer una vía ferrata o si tienes experiencia en escalada deportiva  tienes los increíbles Mallos de Riglos para escalar una de sus casi 100 vías diferentes y 300 metros de desnivel. También encontramos vías de escalada en los Mallos de Agüero, Foz de Escalete, Loarre y en Peña Ruaba.

Una de las características de este río es su cercanía a algunos de los pueblos y ciudades más turísticas de Aragón. En un radio de máximo una hora, u hora y media en coche encontramos Jaca, la sierra de Guara, Ordesa, el valle de Tena, Huesca capital, Zaragoza, Pamplona, etc.

Ríos para practir rafting en Huesca

Los diferentes tramos del río Gállego tienen rápidos desde el II grado hasta el IV grado pero tiene la gran ventaja que se puede adaptar muy bien al tipo de experiencia que busque cada participante cuando practica rafting.  Podemos hacer un descenso más “tranquilo”, siguiendo la línea del río más segura, o uno descenso más “cañero” buscando la línea más intensa y emocionante. Otra gran ventaja de este río son sus accesos a las orillas, muy cómodos y que permiten entrar o salir del río con facilidad en caso de que alguien quiera pisar tierra firme, se pierda una pala, etc. Los fotógrafos que siguen las bajadas haciendo fotos  aprovechan estos puntos para acercarse lo máximo a las barcas o “rafts” para tomar las imágenes más espectaculares.

También se organizan descensos comerciales en ríos tan bonitos como el río Ara (tramos de Torla a Broto o de Broto a Fiscal) cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el Cinca (tramos por encima de Aínsa en la comarca del Sobrarbe) y en el río Esera (tramos que empiezan en la localidad de Campo) en la Ribagorza.

Por último encontramos algunos otros ríos en la zona de Huesca donde se puede hacer rafting pero que se organiza de forma itinerante (no hay instalaciones fijas) ya que son ríos con  caudales mas irregulares e imprevisibles. En estos ríos solo se pueden descender algunos días al año como son el río Esca, el río Aragón subordán y el río Veral, que los convierte en ríos muy especiales.