Rafting en Murilllo de Gallego - All Rafting

¿El rafting es sólo para muy jóvenes?

Parece que los deportes de aventura están reservados para jóvenes ágiles de 18 o 20 años, a los que no les asusta nada y practica todo tipo de actividades. El descenso de ríos o rafting es uno de esos deportes que todos los adolescentes o jóvenes quieren hacer, o les llama la atención. Para los más mayores parece que está excluido. Como que nos da más miedo. Pues os diré que el rafting es una actividad muy divertida y que recomiendo practicar con amigos, familia o compañeros porque lo pasaréis genial.

Yo lo he practicado con compañeros de trabajo. Hemos tenido un cambio en la empresa, y se nos ocurrió hacer una actividad juntos, algo diferente que nos hiciera desconectar de la rutina, no pensar en lo que nos venía encima… y el rafting nos pareció una actividad en la que descargar toda la adrenalina y reírnos, sin pasar miedo.

Tenemos una media de edad de 35 años, y no es que seamos precisamente deportistas de élite, pero sí que somos animados para hacer cosas nuevas. La verdad es que no pudimos escoger mejor. El rafting es una actividad divertida, liberadora, desinhibida… desde el primer momento surgen las primeras risas entre compañeros.

Los primeros pasos en el rafting

Cuando te pones el neopreno ya empiezas a entrar en materia y te empieza a entrar el gusanillo. A continuación, hay que ponerse el chaleco salvavidas, y también es un momentazo para recordar, pero el del casco ya es el momento risas aseguradas. Lo mejor del rafting es que es un deporte de grupo en el que todos lleváis la misma vestimenta y materiales puestos y todos sois importantes a la hora de que la balsa se mueva en la dirección correcta. Te dan unas indicaciones de funcionamiento y seguridad, para que cuando te subas a la balsa sepas cómo actuar y ¡ale! A disfrutar.

El monitor nos iba indicando por dónde ir, o cómo remar… pero en general fuimos nosotros los que íbamos probando a ver cómo se nos daba. Íbamos bajando el río, cantando, riendo, mojando a los integrantes de otras balsas, cogiendo velocidad… el rafting es una actividad en la que se disfruta mucho en todo momento. No es solo remar y fin, sino que se van realizando muchas otras cosas, interactuando con otros compañeros, cayendo al agua, bajando rápidos… sin duda, el rafting es una actividad para romper con la rutina, en la que no se piensa en nada más que en reír, en disfrutar, en la que liberas tensiones, te ríes… eso sí, luego os recomiendo ir a comer porque ¡abre mucho el apetito!