Rafting en Murilllo de Gallego - All Rafting

Consejos para practicar canoa doble

Descender por los ríos en canoa es una de las actividades más demandadas por los clientes en Murillo de Gallego y en Aragón. Este deporte de aventura permite disfrutar de un paisaje natural único y de soltar adrenalina. La combinación de ambos circunstancias provoca que la gente no quiera bajarse de la canoa en Murillo de Gallego y en Aragón cuando el recorrido ha llegado a su fin.

Antes de subir a esta lancha, un equipo de profesionales explica la mecánica de ejecución y cómo deben comportarse los deportistas una vez estén en el río. Sin embargo, es aconsejable tener unos conocimientos básicos de cómo se practica el deporte de canoa doble ya que ayudará a entender mejor las explicaciones del profesor.

¿Cómo comportarse encima de una canoa?

En primer lugar, tenemos que tener claro que siempre hay que remar hacía delante. Aunque creamos que controlamos la técnica y la canoa, no podemos remar hacia atrás porque podríamos quedarnos enganchados en algún árbol o hueco que haya en los límites del río o porque podríamos chocar con otros compañeros sin darnos cuenta.

Un segundo consejo es mantener el centro de gravedad bajo para conseguir equilibrio sobre la canoa. Si somos principiantes, notaremos que nos cuesta mantener el equilibrio al subirnos a una canoa en Murillo de Gallego o en Aragón. Tenemos que intentar sentarnos o arrodillarnos, uno del equipo en la parte delantera de la canoa y el otro en la parte trasera hasta sentir estabilidad. Una vez estemos sentados, nuestra postura corporal debe estar recta, es decir, mantener el cuerpo perpendicular a la superficie del agua.

Respecto a los remos, debemos colocar una mano en la parte superior del remo y la otra un poco más abajo. No se aconseja poner la mano muy próxima a la parte plana del remo porque el esfuerzo será entonces mayor. Para usar bien los remos, debemos girar la mano inferior de forma que la parte más baja de la palma quede mirando hacia la canoa.

Para realizar una remada, giramos el torso de forma que el hombro que está más próximo al agua se mueva un poco hacia delante. A su vez, el remo debe moverse también hacia delante hasta que entra en el agua, de forma perpendicular a la misma. El siguiente paso es arrastrar el remo hacía atrás para “apartar” el agua. El movimiento debe realizarse a la vez por parte de los dos usuarios.

Por último, al margen de la técnica sobre la canoa en Murillo de Gallego, hay que dosificar las fuerzas. El recorrido suele ser largo y al intentar dar lo mejor de nosotros al principio, acabamos llegando casi sin oxígeno y sin energía al final. Necesitamos fuerzas durante todo el recorrido para hacer una buena técnica.